Corte de Caja

José Martínez


CFE, cambios de medidores y aumentos de tarifas, provocan descontento

Una de las acciones de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que ha provocado el rechazo de la ciudadanía tabasqueña es el cambio de medidores convencionales por medidores digitales, los cuales supuestamente están mejor calibrados que los anteriores, y ofrecerán una mejor medición del consumo de energía eléctrica.

Sin embargo, ha quedado evidenciado que ese proceso de cambio viola la normatividad vigente establecida por la propia empresa productiva del estado, antes paraestatal.
Según la normatividad interna, el personal de CFE debe realizar diversas pruebas en presencia de los usuarios sobre los equipos convencionales, y a partir de los resultados, que deben ser mostrados a la persona, éste decidirá el cambio de su medidor.

Lo anterior debe quedar registrado en un acta en la que el usuario acepta el cambio de medidor. Sobra decir que dicho procedimiento en el caso de Tabasco es letra muerta.

A pesar de todo, y ante la queja de la ciudadanía que se niega a realizar el cambio de sus medidores, la CFE lo ha hecho en más de 300 mil medidores en todo el estado sin cumplir sus propios procedimientos.

Estas acciones son realizadas por compañías contratadas por Comisión, y que ha costado a los contribuyentes un total de 4 millones 042 mil dólares, ya que los contratos se pagan en dicha moneda extranjera. En la entidad, la empresa Tecnologías EOS S.A. de C.V./Construcciones Electromecánicas Milenio S.A. de C.V./INTEGRAGAS TELCORZ SA de CV, es una de las beneficiarias.

Por otro lado, tenemos el número de demandas que ha interpuesto la CFE a nivel nacional contra usuarios que se niegan a pagar el consumo de energía eléctrica. Hay que recordar que Tabasco no es la única entidad en donde existen morosos ni es la más endeudada por consumo de energía eléctrica.

La deuda tabasqueña es superada por mucho por los usuarios del Estado de México, bastión priista que puede explicar la pasividad de la empresa en dicha entidad.

Sin embargo, datos publicados por la empresa pública, señalan que la CFE ha interpuesto demandas contra cuatro personas en todo el país. Esas cuatro personas son tabasqueños. Es decir, que a pesar de que el problema del no pago de energía eléctrica es a nivel nacional, la empresa solo ha exigido el pago por vías legales contra lo que vivimos aquí. El resto del país puede seguir haciéndolo sin ningún problema.

Por su parte los empresarios locales declararon que es urgente que Tabasco tenga la tarifa 1F, sobre todo porque en los últimos meses se ha dado un incremento para ellos hasta del 45%, lo que representa un golpe a su economía. Un clavo más en el ataúd de la crisis y falta de sensibilidad.

Ante esa solicitud, lo primero sería hacer un frente común, que desde la Cámara de diputados se pueda hacer, y exigir que es necesario establecer nuevos mecanismos para no pagar demasiado por el consumo de luz. Tarifas justas. No deben ignorar que el diputado Candelario Pérez ha advertido que se debe estar pendiente de la Ley de Derechos para introducir los cambios en las tarifas.

Los empresarios y la población en general esperan del gobierno federal solidaridad en época de escasez, no como ahora que con las tarifas ahorcan más a la economía.

HABERES

UN TEMA sensible en la educación es la falta de maestros, ante esa problemática, el subsecretario de Educación Básica, Antonio Solís, dijo que el problema quedaría solucionado en un 90% este fin de semana. El funcionario estatal indicó que las inconformidades se han registrado primordialmente en el nivel preescolar y primaria, por lo que indicó, se está atendiendo la problemática.