Washington.-El informe creado por el republicano Devin Nunes sobre el Rusiagate, sigue causando polémica, pues el vicepresidente del Comité de Inteligencia, Adam Schiff, acusó a Nunes de haber  compartido con el presidente Donald Trump, una versión “secretamente alterada” del memorándum republicano, con “cambios sustanciales” .

Esos cambios, dijo Schiff, no fueron aprobados por el comité completo, como dicta el protocolo.

Jack Langer, un vocero de Nunes, dijo que los cambios fueron “alteraciones menores del memo, correcciones gramaticales y dos alteraciones pedidas por el FBI y la propia minoría”.