*La joven tabasqueña Frida Robles muestra el lado simpático de su paisano y ofrece su colección para este 14 de febrero

Por LUIS MANUEL LÓPEZ/La empatía del tabasqueño precandidato a la Presidencia de México, Andrés Manuel López Obrador, por el partido Morena, desató la inspiración de sus seguidores que hoy lo ven como una figura de marketing.

Sus discursos duros contra el oficialismo mexicano y la corrupción parecen diluirse en la conciencia de sus simpatizantes cuando ven en el político sureño su lado simpático, como el caso de su paisana Frida Robles Castro, una joven que a unas semanas de San Valentín, ideó con éxito, explotar la popularidad de este polémico personaje de la política mexicana con los “Pejemojis”.

Son 4 pequeñas almohadas de emoticones con distintos gestos graciosos que van desde ojitos de “AMLOve” enamorado”, el guiño de “coqueto”, el “llorón y el “AMLO al natural”.

La joven emprendedora cuenta que todo inició como un proyecto escolar de la materia de contabilidad para crear una empresa ficticia con productos novedosos, después de ver resultados positivos y concretar ideas con ayuda de sus padres, decidió ofertarlo en redes sociales sin imaginar la respuesta que tendría en cuestión de horas.

“Todos los días expresamos nuestros estados de ánimo y reaccionamos cotidianamente con emoticones en dispositivos móviles, de la misma manera, llegue a la conclusión en nuestro paisano que siempre llama la atención a donde quiera que va con sus discursos, es alguien que no se guarda nada y nos hace reaccionar como un emoji”, dijo Frida Robles Castro de 22 años.

Frida que desconocía el impacto de su proyecto escolar, cuenta que de los cuatro “Pejemojis”, el enamorado y al natural, son los más solicitados por cibernautas y seguidores.

“¡No me lo esperaba, estoy sorprendida! No sé si es momentáneo o la oportunidad de emprender algo serio; ahora estamos atareados con una idea pequeña porque nos piden mucho el “enamorado”, quizás porque la mayoría lo amamos y porque representa mucho la frase “AMLOve” para estas fechas”, agregó.

La joven emprendedora comenzó su primer día con cuatro emoticones y, conforme creció la demanda, ahora confecciona 20 de ellos, hechos de hule espuma (guata), silicón, tijeras y una pizca de creatividad y que son ya solicitados para regar este 14 de febrero en el Día del Amor y la Amistad.

Su taller se encuentra en la sala de su vivienda, justo en el comedor, su madre Sandra Castro y hermanos pequeños, le apoyan por las tardes y madrugadas y cada cojín cuesta 80 pesos cada uno.

En sus frases célebres del “frijol con gorgojo”, “puercos y cochinos”, López Obrador pasó a caricaturas, playeras y piñatas con la banda presidencial.