Por JESÚS URGELL/ MACUSPANA.- El Instituto de Protección Civil (IPC) inició la entrega de ayuda humanitaria, gestionada ante autoridades estatales y federales mediante la declaratoria de emergencia para tres municipios, en las rancherías macuspanenses Nicolás Bravo, Francisco I. Madero Alto y El Jobo, que fueron de las más afectadas por las lluvias provocadas por el frente frío número 25.

Jorge Mier y Terán Suárez, coordinador general del IPC, valoró la participación del Comité de Ayuda a Desastres y Emergencias Nacionales (Cadena), quienes por segunda ocasión visitaron la entidad para dar apoyos que recibieron de donativos, los cuales fueron entregados de manera personalizada por jóvenes judíos voluntarios que integran esta asociación.

El contingente, conformado también por elementos de la Dirección de Bomberos, arribó a dichas localidades que fueron impactadas por el desbordamiento del río Puxcatán, debido a las fuertes tormentas registradas en el estado de Chiapas en aquella ocasión,

 

 

EL DATO:

 

1,800

HABITANTES

AFECTADOS POR

INUNDACIONES