POR MARCO POLO GUZMÁN/ TENOSIQUE.- Con una trayectoria de 37 años elaborando las tradicionales máscaras de los cojóes, danzantes de El Pochó, don Roberto Hernández Landero, afirma que son una expresión cultural única y originaria de esta región, escenificada sólo durante las fiestas del carnaval denominado como “el más raro del mundo”.

La careta es elemento infaltable en la indumentaria de un cojó. La tradicional es sin adornos ni colores, de madera cruda, aunque puede tener variaciones en la forma de la nariz y el labrado, de acuerdo al tallador de las máscaras.

Mostrando una máscara rústica, con facciones humanas, grotescas, aclara que esa era la original, pero con el paso del tiempo se han modernizado pintándolas con paisajes y perfilando la nariz.

El destino lo ha colocado entre los 53 artesanos municipales que hay en la localidad. Y no se ha detenido, hasta dejar simbolizado para Tenosique estas máscaras que hoy son el emblema de su municipio querido.

“Hace años visitando la capital del estado y recorriendo los demás municipios, notamos que ellos tenían una artesanía que los identificaba, Tenosique no, por eso comencé a tallar mascaritas para llaveros, y fue así como en este municipio nos conocen por estas máscara”, dijo don Roberto Hernández.

Recordó sus inicios con don Telésforo, quien lo enseñó a tallar la madera de macuilis y que en una hora hacia grandes máscaras, un señor con una experiencia extraordinaria.

En su taller de trabajo, precisa que la madera que se utiliza es de cedro o macuilis “la encargamos que este verde, para que sea más suave y así fabricar nuestras artesanías”.

Desde hace más de tres décadas, afirma a PM diario y 2PM Noticias, se ha dedicado a labrar la madera, prácticamente todo lo que surge de sus manos se relaciona con la máscara del cojó, desde llaveros, portallaves, aretes, portaplumas, troncos tallados con los rasgos del cojó, entre otras artesanías como cayucos.

Don Roberto Hernández dice que gracias a su trabajo, les dio estudios a sus hijos, quienes hoy en día son unos profesionistas, pero lamenta que el gobierno municipal los tiene abandonados, solo cuando es época del carnaval les da un pequeño espacio para poder vender sus piezas artesanales.

“Las artesanías son la representación de las tradiciones de un pueblo, y solo nosotros lo sabemos, porque Turismo y las autoridades no nos apoyan en nada, no queremos que nos regalen el material, solo pedimos que nos den facilidades para comprarlos”, expresó.

 

 

FRASE:

 

“Las artesanías son la representación de las tradiciones de un pueblo”

ROBERTO HERNÁNDEZ LANDERO

ARTESANO DE TENOSIQUE

 

 

 

 

MEJOR ARTESANO 2014


Fue en 2014 cuando mostró su más grande obra: “La Maqueta de la Danza del Cojó en sus siete pasos.
Un promedio de 850 figuras hechas de joloche, pelos de maíz y vestidos en traje típico, fueron la atracción del concurso que le dio el galardón al Mejor Artesano de Tabasco, recibiendo el premio de manos del gobernador Arturo Núñez Jiménez, en el mes de diciembre de 2014.

 

EL DATO:

 

EL MÁS RARO DEL MUNDO

 

+Vive el carnaval Tenosique

 

ESTE DOMINGO CULMINA

-Se desarrolla entre los meses de enero y febrero

-Sus habitantes se congregan en las calles para aventarse harina

-El platillo fuerte es la “Danza de El Pochó”

 

 

LOS DANZANTES

-Esta danza cuenta con los personajes cojóes, pochoveras y jaguares, que bailan en calles y plazas de la ciudad al compás de la música de viento y percusión
-Lucen espléndidas vestimentas confeccionados con grandes hojas, flores, canastillas de chicle y máscaras de madera

¿QUÉ ES?

Esta danza simboliza la purificación del hombre de su lucha entre el bien y el mal, concluyendo con la muerte del Pochó –Dios maligno–, quien es vencido y quemado el martes de carnaval.